Pueblos originarios

En el mundo existe y existió una gran cantidad de pueblos diferentes. Estos pueblos, con sus lenguas, normas, costumbres y tradiciones no necesariamente coinciden con lo que en la actualidad son los países y sus Estados. En verdad, existen muchos más pueblos que Estados.
El concepto de “pueblo” puede ser utilizado para referirse al conjunto de lxs ciudadanxs de un Estado, es en este marco que expresiones como “el gobierno legítimamente constituido por el pueblo” cobran sentido. También es utilizado para identificar al conjunto de rasgos que diferencian a un grupo humano de otro, como el territorio que ocupan, su historia y cultura.
Veamos primero algo sobre los Estados. Éstos son el resultado de una larga historia de contactos, de invasiones y luchas de muy diverso tipo, que fueron derivando en la forma actual, moderna, del Estado como forma de organización política unificada de un territorio dado. Podemos pensar en el proceso de conformación del Estado argentino como producto de una larga historia de conquista y colonización de poblaciones originarias, luchas por la independencia y la fijación de límites hacia fuera y poderes centralizados hacia adentro. El argentino es sólo un ejemplo de procesos análogos ocurridos en todos los lugares del mundo, en distintas épocas y con diferentes trayectorias históricas. El resultado actual es un conjunto de Estados, siempre en flujo y transformación, por lo cual los mapas políticos del mundo requieren actualizaciones permanentes.
Una pregunta recurrente: ¿por qué este flujo?, ¿por qué los países y los Estados no están definidos en sus territorios y sus límites de una vez y para siempre? Además, aun cuando no haya conflictos de límites entre estados vecinos, nos encontramos permanentemente con grupos y pueblos que reclaman, dentro de un Estado, un reconocimiento de sus territorios, su historia diferenciada, su cultura o inclusive su lengua, cuestiones fundamentales que hacen a la posibilidad de forjar una identidad colectiva común.
En Argentina una variedad importante de pueblos comparten el territorio nacional. Según el censo realizado por el INDEC en el año 2001, además de la población que se identifica como “argentina”, en el país viven los siguientes Pueblos: Ava Guaraní, Chané, Chorote, Chulupí, Diaguita, Diaguita Calchaquí, Guaraní, Huarpe, Kolla, Mapuche, Mbya Guaraní, Mocoví, Ona, Pilagá, Rankulche, Tapiete, Tehueleche, Toba, Guaraní y Wichí.
Habitualmente se identifica al conjunto de estos pueblos como “indígenas” u “originarios”, con el fin de dar cuenta de su preexistencia como “pueblos” a la conformación de los Estados nacionales. La palabra de uso más extendida es “indígenas”. Sin embargo, debido a su origen colonial que le imprime un sello fuertemente despectivo, actualmente se utiliza más a menudo el concepto de “originarios”.
Sea cual fuere el concepto que se utilice lo importante es tener en cuenta que cuando nos encontramos ante una población que se define a sí misma o es definida por otros como “indígena” u “originaria” se trata de un conjunto humano que es descendiente de un pueblo que ocupó un determinado territorio y que en un momento dado fue invadido, conquistado o colonizado por una potencia extranjera. A lo largo de esta sección utilizaremos el concepto de “pueblos originarios” para referirnos al conjunto de los pueblos que se encuentran vinculados al Estado nacional.

SEGUIR LEYENDO…

Los pueblos originarios en Argentina y el estado nacional, una relación conflictiva

Históricamente, el Estado nacional se caracterizó por negar la existencia de la población originaria en su territorio, lo que derivó en políticas de exterminio físico y cultural que se extendieron hasta bien entrado el siglo XX. Un fuerte impulso homogenizador llevó a la invisibilización de la población originaria, y al […]

Las luchas de los pueblos originarios por el reconocimiento de sus derechos

Hacia principios del siglo XX, habían concluido las “guerras contra el indio” (tal como se las llamó en su momento), dejando a la población originaria sobreviviente en un estado de completo sometimiento. Aun así, entre 1905 y 1933 se registran levantamientos de algunos pueblos en el Gran Chaco. Años más […]

Identidad colectiva, reconocimiento y ciudadanía

El reconocimiento explícito de las poblaciones originarias y sus derechos se concreta en la inclusión de un inciso específico sobre el tema en la última reforma de la Constitución Nacional en 1994. Esta introducción en la Constitución Nacional de los derechos de los pueblos originarios implica un paso importante hacia […]

Dilemas y tensiones: derechos humanos y derechos de los pueblos

Teniendo en cuenta que los seres humxnos solo se constituyen como tales a partir del desarrollo de la vida social, los derechos humanos tienen sentido en la medida que se aplican a contextos específicos. Actualmente se considera que los pueblos originarios tienen derechos específicos que se derivan de una ampliación […]